Mascotas

¿Puedo prohibir a mi inquilino tener mascotas en mi propiedad? La respuesta que necesitas

Incumplimientos

¿Puedo prohibir a mi inquilino tener mascotas en mi propiedad? Esta es una pregunta común que muchos caseros se hacen, especialmente aquellos que han tenido malas experiencias con inquilinos y sus mascotas. La respuesta es sí, pero hay ciertas condiciones que se deben cumplir.

La ley de vivienda establece que los caseros tienen derecho a prohibir que sus inquilinos tengan mascotas en su propiedad, siempre y cuando se incluya una cláusula en el contrato de arrendamiento que lo especifique.

Es absolutamente falso que la Ley 7/2023 de 28 de marzo de protección de los derechos y bienestar de los animales afecte a la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Únicamente modifica la Ley Hipotecaria, el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil. Prima por tanto el derecho a la propiedad y la capacidad de elegir por parte del propietario si quiere que en su casa de alquiler entren o no animales de compañía, previa firma en el contrato de clausula que así lo atestigüe. Si no hay clausula habría libertad para el inquilino.

¿Qué sucede si el inquilino incumple el contrato de alquiler por tener mascotas en la propiedad?

En este caso, el casero tiene derecho a tomar medidas para hacer cumplir el contrato. Una opción es la de enviar una notificación al inquilino para que retire la mascota de la propiedad. Si el inquilino se niega a retirar la mascota, el casero puede tomar medidas más drásticas, como iniciar un proceso de desahucio.

Es importante destacar que el proceso de desahucio no es algo que se deba tomar a la ligera, ya que puede ser costoso y prolongado. Es recomendable que el casero trate de resolver el problema por la vía amistosa en primer lugar, antes de recurrir a medidas más drásticas.

Modelo de cláusula de animales en el contrato de arrendamiento

Si decides incluir una cláusula de animales en el contrato de arrendamiento, aquí te dejamos un modelo que puedes utilizar:

«Se prohíbe de forma expresa tener mascotas en la propiedad sin el previo consentimiento por escrito del arrendador. El incumplimiento de esta cláusula, será considerado causa suficiente para la resolución del contrato de alquiler, de conformidad con lo establecido en el artículo 27.1 de la vigente LAU.»

Conclusión

En resumen, la ley de vivienda permite a los caseros prohibir que sus inquilinos tengan mascotas en la propiedad, siempre y cuando se incluya una cláusula en el contrato de arrendamiento que lo especifique. Sin clausula hay libertad para los inquilinos.

Tener un animal de compañía siempre va a ser un hándicap para todo aquel que quiera alquilar una vivienda. La mayoría de caseros no admiten animales porque normalmente estropean nuestros pisos. Si admites mascotas lo mejor será que suscribas un seguro para los posibles desperfectos que te dejen procedentes de la cohabitación con mascotas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.