home staging

Cómo aplicar el home staging para atraer a más inquilinos potenciales

Nuestra vivienda

¿Te gustaría que tu vivienda se alquilara más rápido y a mejor precio? ¿Quieres destacar entre la competencia y captar la atención de los inquilinos potenciales? Si la respuesta es sí, entonces necesitas conocer el home staging, una técnica de marketing inmobiliario que puede hacer maravillas por tu propiedad.

En este artículo, te voy a explicar qué es el home staging, cómo puedes aplicarlo a tu vivienda y cómo puedes promocionarla para atraer a más inquilinos potenciales. Además, te voy a contar mi propia experiencia con el home staging, y cómo me ayudó a alquilar mi piso en menos de una semana.

¿Qué es el home staging?

El home staging es una técnica de marketing inmobiliario que consiste en preparar y decorar una vivienda para que resulte más atractiva y acogedora para los posibles inquilinos o compradores. El término home staging significa literalmente “puesta en escena de la casa”, y se basa en el principio de que la primera impresión es la que cuenta.

El home staging no es lo mismo que la reforma o la decoración personalizada de una vivienda. El home staging busca resaltar los puntos fuertes de la propiedad, disimular los defectos, crear un ambiente neutro y agradable, y transmitir una sensación de amplitud, luminosidad y limpieza. El home staging no pretende reflejar el gusto o el estilo del propietario, sino el del público objetivo al que se dirige.

El home staging se puede aplicar tanto a viviendas vacías como a viviendas amuebladas, y se puede hacer con un presupuesto ajustado o con una inversión mayor, dependiendo de las necesidades y las posibilidades de cada caso. Lo importante es que el resultado sea profesional, armonioso y atractivo, y que consiga despertar el interés y el deseo de los inquilinos potenciales.

¿Cómo aplicar el home staging a tu vivienda?

Si quieres aplicar el home staging a tu vivienda, hay una serie de pasos que debes seguir para conseguir un resultado óptimo. Estos son los más importantes:

Despersonaliza la vivienda

El primer paso del home staging es despersonalizar la vivienda, es decir, eliminar todos aquellos elementos que puedan distraer o incomodar a los inquilinos potenciales, y que puedan hacerles sentir que están invadiendo la intimidad del propietario. Estos elementos pueden ser:

  • Fotos personales o familiares
  • Objetos religiosos o políticos
  • Colecciones o hobbies
  • Recuerdos de viajes o souvenirs
  • Ropa o zapatos a la vista
  • Juguetes o mascotas

Al despersonalizar la vivienda, se consigue crear un espacio neutro y acogedor, que permita a los inquilinos potenciales imaginarse viviendo en él, y que les facilite la proyección de sus propios gustos y necesidades.

Para despersonalizar la vivienda, se puede recurrir a varias opciones, como:

  • Guardar los objetos personales en cajas o maletas, y almacenarlos en un trastero, un garaje o un lugar fuera de la vivienda.
  • Donar, vender o tirar los objetos que ya no se usen o que estén en mal estado, y que ocupen espacio o generen desorden.
  • Sustituir las fotos personales por imágenes neutras, como paisajes, flores o cuadros abstractos.
  • Retirar los objetos religiosos o políticos, o colocarlos en lugares discretos o menos visibles.
  • Reducir las colecciones o hobbies a un mínimo, y exhibirlos de forma ordenada y elegante.
  • Guardar los recuerdos de viajes o souvenirs en cajones o armarios, o seleccionar solo algunos que aporten valor o color al espacio.
  • Colgar la ropa o los zapatos en el armario, o guardarlos en cajas o bolsas debajo de la cama o en el altillo.
  • Recoger los juguetes o las mascotas, o llevarlos a otro lugar durante las visitas.

Aquí tienes un ejemplo de cómo puede cambiar una habitación al despersonalizarla:

Antes: La habitación tiene una pared pintada de rojo, con varias fotos personales y un póster de un grupo musical. Hay una estantería llena de libros, revistas, CDs y DVDs. Hay una mesa con un ordenador, un teléfono y varios papeles. Hay una cama con una colcha de flores y varias almohadas. Hay una alfombra con un estampado geométrico y una lámpara de pie. Hay un armario con la puerta abierta, donde se ve la ropa colgada y los zapatos en el suelo.

Después: La habitación tiene una pared pintada de blanco, con un cuadro abstracto y una planta. Hay una estantería con algunos libros, una vela y un jarrón. Hay una mesa con un ordenador, una lámpara y una agenda. Hay una cama con una colcha blanca y dos almohadas. Hay una alfombra lisa y una lámpara de mesa. Hay un armario con la puerta cerrada, donde se intuye la ropa ordenada y los zapatos guardados.

Como puedes ver, al despersonalizar la habitación, se consigue un espacio más amplio, luminoso, limpio y armonioso, que invita a entrar y a quedarse.

Ordena y limpia la vivienda

El segundo paso del home staging es ordenar y limpiar la vivienda, es decir, eliminar todo aquello que pueda generar una sensación de caos, suciedad o descuido en los inquilinos potenciales, y que pueda afectar negativamente a la valoración de la propiedad. Estos elementos pueden ser:

  • Objetos fuera de lugar o amontonados
  • Polvo, manchas, huellas o malos olores
  • Basura, platos sucios o ropa sucia
  • Telarañas, insectos o roedores
  • Grietas, desconchones, humedades o roturas

Al ordenar y limpiar la vivienda, se consigue crear un espacio más higiénico, saludable y confortable, que transmita una sensación de cuidado y de calidad, y que aumente la confianza y la seguridad de los inquilinos potenciales.

Para ordenar y limpiar la vivienda, se puede recurrir a varias opciones, como:

  • Usar cajas, cestas, estantes o muebles auxiliares para guardar y organizar los objetos que se quieran conservar, y que no estorben ni resten espacio.
  • Donar, vender o tirar los objetos que ya no se usen o que estén en mal estado, y que ocupen espacio o generen desorden.
  • Limpiar a fondo todas las superficies, rincones, muebles y electrodomésticos de la vivienda, usando productos adecuados y ecológicos, y eliminando cualquier rastro de suciedad o de mal olor.
  • Ventilar la vivienda a diario, y usar ambientadores naturales o velas aromáticas para crear un ambiente fresco y agradable.
  • Reparar o sustituir los elementos que estén dañados o deteriorados, como enchufes, grifos, pomos, persianas o bombillas, y que puedan afectar al funcionamiento o a la estética de la vivienda.

Aquí tienes un ejemplo de cómo puede cambiar un baño al ordenarlo y limpiarlo:

Antes: El baño tiene un espejo sucio y empañado, con varias manchas de pasta de dientes y maquillaje. Hay un lavabo lleno de botes, cepillos, toallas y otros objetos personales. Hay un inodoro con la tapa levantada y el papel higiénico tirado en el suelo. Hay una bañera con una cortina mohosa y varios productos de higiene. Hay un armario con la puerta abierta, donde se ven medicamentos, cajas y botellas. Hay un cubo de basura rebosante y un cepillo de limpieza.

Después: El baño tiene un espejo limpio y brillante, con un marco de madera y una planta. Hay un lavabo vacío y reluciente, con un jabón, una toalla y un cepillo de dientes. Hay un inodoro con la tapa bajada y el papel higiénico en un soporte. Hay una bañera con una cortina blanca y limpia, y una esponja y un champú. Hay un armario con la puerta cerrada, donde se intuye el orden y la limpieza. Hay un cubo de basura vacío y un cepillo de limpieza guardado.

Como puedes ver, al ordenar y limpiar el baño, se consigue un espacio más amplio, luminoso, limpio y armonioso, que invita a entrar y a relajarse.

Decora la vivienda

El tercer paso del home staging es decorar la vivienda, es decir, añadir o cambiar algunos elementos que puedan mejorar el aspecto y el ambiente de la propiedad, y que puedan crear un estilo coherente, moderno y atractivo para los inquilinos potenciales. Estos elementos pueden ser:

  • Pintura o papel pintado
  • Cortinas, cojines, mantas o alfombras
  • Lámparas, velas, espejos o cuadros
  • Plantas, flores o frutas
  • Muebles, accesorios o detalles

Al decorar la vivienda, se consigue crear un espacio más personal, cálido y acogedor, que transmita una sensación de hogar y de bienestar, y que refleje el valor y el potencial de la propiedad.

Para decorar la vivienda, se puede recurrir a varias opciones, como:

  • Pintar o empapelar las paredes con colores claros, neutros o pastel, que aporten luminosidad, amplitud y armonía al espacio.
  • Colocar cortinas, cojines, mantas o alfombras que combinen con el color de las paredes, y que aporten textura, calidez y confort al ambiente.
  • Iluminar la vivienda con lámparas, velas, espejos o cuadros que creen puntos de luz, contraste y profundidad, y que resalten los detalles o las zonas de interés.
  • Decorar la vivienda con plantas, flores o frutas que aporten vida, color y frescura al espacio, y que creen un ambiente natural y saludable.
  • Elegir muebles, accesorios o detalles que se adapten al tamaño, al estilo y a la función de cada estancia, y que aporten personalidad, elegancia y funcionalidad al espacio.

Aquí tienes un ejemplo de cómo puede cambiar un salón al decorarlo:

Antes: El salón tiene una pared pintada de verde oscuro, con un reloj y un calendario. Hay un sofá viejo y desgastado, con una manta y unos cojines. Hay una mesa de centro con unas revistas y unos vasos. Hay una estantería con unos libros y unos adornos. Hay una televisión con un mando y unos cables. Hay una lámpara de techo y una de mesa.

Después: El salón tiene una pared pintada de beige, con un cuadro y una planta. Hay un sofá nuevo y cómodo, con una manta y unos cojines. Hay una mesa de centro con unas velas y unas flores. Hay una estantería con unos libros y unos jarrones. Hay una televisión con un mando y unos cables ocultos. Hay una lámpara de pie y una de mesa.

Como puedes ver, al decorar el salón, se consigue un espacio más amplio, luminoso, limpio y armonioso, que invita a entrar y a disfrutar.

¿Cómo promocionar tu vivienda con home staging?

Promocionar tu vivienda con home staging es una forma de aumentar las posibilidades de alquilarla más rápido y a mejor precio, ya que consigues que tu propiedad destaque entre la competencia y capte la atención de los inquilinos potenciales. Para promocionar tu vivienda con home staging, puedes seguir estos consejos:

  • Haz fotos profesionales de tu vivienda, que muestren el antes y el después del home staging, y que resalten los puntos fuertes, el estilo y el ambiente de tu propiedad. Las fotos son el primer contacto que tienen los inquilinos potenciales con tu vivienda, y pueden marcar la diferencia entre que se interesen o no por ella.
  • Publica tu anuncio en los portales inmobiliarios más populares y relevantes para tu zona, y usa un título y una descripción que sean claros, concisos y atractivos, y que contengan las palabras clave que buscan los inquilinos potenciales. El anuncio es la carta de presentación de tu vivienda, y debe generar curiosidad e interés en los inquilinos potenciales.
  • Comparte tu anuncio en las redes sociales, y pide a tus amigos, familiares y contactos que lo difundan entre sus conocidos. Las redes sociales son una herramienta muy poderosa para llegar a un público más amplio y diverso, y para crear una imagen positiva y profesional de tu vivienda.
  • Organiza visitas virtuales o presenciales de tu vivienda, y prepara la vivienda para que esté en perfectas condiciones, limpia, ordenada y decorada. Las visitas son la oportunidad de mostrar tu vivienda en vivo y en directo, y de crear una conexión emocional con los inquilinos potenciales.

Estos son algunos consejos para promocionar tu vivienda con home staging, pero recuerda que cada caso es diferente, y que debes adaptarte a las características, al mercado y a las necesidades de tu vivienda. Si necesitas ayuda profesional, puedes contactar con un experto en home staging, que te asesorará y te guiará en todo el proceso.

¿Cuánto cuesta contratar a un experto en home staging?

El precio de contratar a un experto en home staging depende de varios factores, como el tamaño y el estado de la vivienda, el tipo y la duración del servicio, y la experiencia y la reputación del profesional. Según los datos de diferentes portales inmobiliarios, el precio medio de un servicio de home staging en España oscila entre 300 € y 1.700 €, aunque puede variar según cada caso. Lo más recomendable es solicitar varios presupuestos personalizados a diferentes expertos en home staging, y comparar sus servicios, sus tarifas y sus resultados. Así podrás elegir el que mejor se adapte a tus necesidades y a tu presupuesto.

Conclusión

En conclusión, el home staging es una técnica de marketing inmobiliario que puede ayudarte a alquilar tu vivienda más rápido y a mejor precio, ya que mejora el aspecto y el ambiente de tu propiedad, y la hace más atractiva y acogedora para los inquilinos potenciales. Para aplicar el home staging a tu vivienda, debes seguir tres pasos: despersonalizar, ordenar y limpiar, y decorar. Además, debes promocionar tu vivienda con fotos profesionales, anuncios atractivos, redes sociales y visitas virtuales o presenciales. Si necesitas ayuda profesional, puedes contactar con un experto en home staging, que te asesorará y te guiará en todo el proceso. Espero que este artículo te haya sido útil e interesante, y que te animes a probar el home staging en tu vivienda. Si te ha gustado, compártelo con tus amigos, familiares y contactos, y déjame un comentario con tu opinión o tu experiencia. ¡Gracias por leerme! 😊

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.